Erika Cremer, pionera en la cromatografía de gases

Un día 20 de mayo de 1900, nació en Munich la química física Erika Cremer, pionera en cromatografía de gases, pues concibió la técnica por primera vez en el año 1944.

A pesar de que Erika Cremer envió un manuscrito en donde explicaba su método para separar gases a la revista Naturwissenschaften en 1944, su trabajo no llegó a publicarse debido a la destrucción de instalaciones de la imprenta y a problemas de comunicación asociados con el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Fueron años duros para Cremer, en los que tuvo que reconstruir algunos instrumentos que se habían salvado en su Instituto, el cual fue bombardeado, y subsistir frente el aislamiento en los medios científicos occidentales o el menor impacto de las revistas alemanas en las que Cremer habitualmente publicaba.

En diciembre de 1952, Archer J. P. Martin y Richard L. M. Synge recibieron el Premio Nobel de Química “por su invención de la cromatografía de reparto”. En su Nobel Lecture, Martin aprovechó para presentar en público la cromatografía de gases. Al parecer, todos ignoraban los primeros trabajos de Erika Cremer.

Su reivindicación como pionera de la cromatografía de gases se produce en agosto de 1976, cuando la revista Chromatographia publicó un artículo con los trabajos desarrollados por Cremer, así como con las peripecias que tuvo que pasar con el pergamino perdido y sus trabajos posteriores.

La Dra. Cremer falleció en setiembre de 1996, a la edad de 96 años. Un año antes, el Deutsches Museum, el museo técnico más importante del mundo, abrió una nueva sede en Bonn, dedicada a los logros científico-técnicos más relevantes tras la Segunda Guerra Mundial. Entre el material exhibido estaba la primera instalación de cromatografía de gases de Erika Cremer y sus estudiantes.

Fuente: Juan J. Iruin, Mujeres con ciencia

Conozca el Reformulyzer M4 de PAC: Análisis del tipo de grupo de hidrocarburos

El Reformulyzer M4 determina el análisis de tipo de grupo completo de gasolina y corrientes de mezcla de gasolina mediante cromatografía de gases multidimensional. Es el analizador más rápido y flexible del mercado que combina análisis de parafinas, olefinas, naftenos, oxigenados y aromáticos en un solo instrumento. El M4 es la única solución que realmente cumple con los desafíos de laboratorio actuales, incluido el ahorro de tiempo, la flexibilidad y la optimización del valor del producto. Proporciona estos beneficios clave a través de:

  • Alto rendimiento
  • Máximo tiempo de actividad del instrumento
  • Mayor facilidad de uso y flexibilidad.
  • Cumplimiento comprobado

El avance más significativo del M4 es su reducido tiempo de análisis. Otros instrumentos de análisis de tipo de grupo tardan 75 minutos en ejecutarse. El M4 reduce esto en aproximadamente un 50% a 39 minutos. El análisis de tipo de grupo más rápido permite que las refinerías tomen decisiones importantes rápidamente para garantizar que el producto final producido cumpla con las especificaciones. Además, los laboratorios independientes pueden casi duplicar su capacidad de muestreo y, por lo tanto, sus ingresos.

Puede solicitar más información del Reformulyzer M4 en nuestra sección de contacto, o bien mediante nuestros canales tradicionales.